8 formas sencillas de ser más consciente

Ser más consciente o como dicen ahora Mindfulness. 

Mindfulness es la práctica de ser consciente de tu comportamiento, tu entorno y tus pensamientos, sentimientos y emociones.

Cuando eres consciente, te permite concentrarte en el momento presente, lo que ayuda a aliviar la ansiedad y el estrés sobre el pasado o el futuro.

Practicar la atención plena tiene beneficios extraordinarios y puede ayudarlo a sentirse tranquilo, equilibrado y en paz. También le permite aceptar cualquier cosa que le depare la vida y le permite sentirse seguro al tomar decisiones.

Intente por un momento detenerse y observar las 7 cosas que lo rodean ahora. Este pequeño acto es un acto de atención, ya que requiere que te des cuenta del momento presente.

¿Cómo te hizo sentir este ejercicio?

 

Si desea comenzar a practicar mindfulness diariamente, aquí hay 8 consejos que puede usar:

1.) No creas todos tus pensamientos

Ser consciente de tus pensamientos consiste en escuchar tus pensamientos sin juzgarlos.

Cuando aparece un pensamiento, no necesitas creerlo o aceptarlo, solo tienes que escuchar.

Los pensamientos fluyen y fluyen, pero no somos nuestros pensamientos, somos nosotros los que escuchamos nuestros pensamientos. Esto significa que no tenemos que identificar, creer o involucrarnos en pensamientos que no nos gusten.

Tienes el poder de elegir tus pensamientos, y cuando te vuelves consciente de tus pensamientos, te permite elegir los mejores pensamientos; los pensamientos que te levantarán, te inspirarán y te harán sentir bien. Puedes leer tambien: 9 consejos para romper malos habitos mentales

2.) Abraza todas las emociones

Cuando llevas tu conciencia al momento presente, te permite conectarte realmente con cómo te sientes.

Cuando te conectas con cómo te sientes, te permite comprender y procesar tus emociones al instante, en lugar de embotellarlas.

Cuando embotellas tus emociones, pueden infectarse y volverse más grandes y más grandes, pero cuando las abrazas y las aceptas en el momento presente, se vuelven mucho más fáciles de manejar y liberar.

3.) Disfruta de la fluidez de la vidafluides

Todo en la vida es temporal, y cuando sintonizas con el momento presente te permitirá comprender esto en los niveles más profundos.

Todos los días son solo una serie de momentos diferentes que se unen y cada uno de estos momentos se evapora tan rápido como llegaron.

Aceptar la fluidez de la vida es aceptar que las cosas van y vienen, pensamientos y sentimientos, eventos, personas, etc.

El cambio es un hecho de la vida, y cuanto más puedas aceptarlo, más fácil será disfrutar del flujo de la vida.

4.) Escuchar realmente a los demás sin juicio

Cuando lleva tu conciencia al presente, le permite escuchar realmente lo que otros dicen y sienten.

Cuando no estamos presentes en una conversación, a menudo estamos pensando en nuestra respuesta o en cómo nos afecta la situación. A veces incluso podemos comenzar a hacer juicios sobre la persona y a etiquetar lo que están diciendo sin escuchar realmente tus palabras.

Para ser un comunicador eficaz, debe aprender cómo ser un oyente eficaz. Simplemente practique escuchar lo que otras personas tienen que decir sin emitir juicios ni pensar en tu respuesta.

5.) El cuerpo te habla

Cuando sintonizas el momento presente, te permite conectarte realmente con tu cuerpo.

Tómese un momento para quedarse quieto y llevar tu conciencia a tu cuerpo. ¿Notan dolores y dolores? ¿Notan que están sosteniendo tu cuerpo en una posición extraña o incómoda?

Sintonizarse con tu cuerpo puede ayudarlo a comprender lo que tu cuerpo necesita y lo que tu cuerpo anhela. ¿Desea más sueño? ¿Un poco de agua?

Cuando desarrollas esta conexión con tu cuerpo, es muy difícil abusar de tu cuerpo con alimentos dañinos, drogas, etc.

6.) Mantenga una mentalidad de crecimiento

Cada experiencia en la vida es una oportunidad para crecer. Lo que sea que se cruce en tu vida a menudo puede ser visto simplemente como una experiencia inclinándose.

Cuando mantienes tu mentalidad enfocada en el crecimiento, te permite ver la vida simplemente como una aventura divertida que te reta a aprender, crecer e inspirar a los demás.

Una mentalidad basada en el crecimiento también te permite no ver tu vida como algo tan serio y no tomar las cosas tan en serio.

Quizás ver la vida como un juego puede ayudarte a dar un paso atrás y ver las cosas como una oportunidad en lugar de un desastre.

7.) Respire

Es importante reducir la velocidad y simplemente darte permiso para respirar.

A menudo ponemos expectativas en nosotros mismos de que tenemos que seguir moviéndonos, seguir trabajando o seguir haciendo cosas, pero a veces simplemente sentarse y tomarse el tiempo para respirar puede ayudar a traer más atención a nuestro día.

La atención plena puede, a tu vez, hacernos más productivos y ayudarnos a mantener nuestros niveles de energía fuertes durante todo el día.

La respiración también es una de las mejores formas de conectarse con el cuerpo. No solo ralentiza el ritmo cardíaco y reduce los niveles de estrés, sino que también puede ayudarlo a tomar conciencia del momento presente.

8.) Deja que sea

Uno de los ejercicios de atención más poderosos que puedes hacer es simplemente practicar el arte de dejarlo. Esto significa que simplemente aceptas lo que fluye y lo que fluye de tu vida de todo corazón.

Cuando aceptas las situaciones y eventos de tu vida, en lugar de luchar contra ellos, te permite ver las cosas desde una perspectiva mucho más clara.

También le permite concentrarse en crear una solución, en lugar de luchar contra cosas que ni siquiera están bajo tu control.

Aceptar lo que fluye dentro y fuera de tu vida es una práctica muy pacífica y que siempre te ayudará a sentirte tranquilo y en el flujo de tu vida. No es que no te importen las cosas sino que eres consiente sin malas interpretaciones ni exageraciones lo cual da tranquilidad y equilibrio emocional.