Detener los pensamientos negativos

Detener los pensamientos negativos

En los últimos años seguramente habrás escuchado expresiones como – Piensa positivo -, –  Necesitas cambiar de actitud -, – Se positivo – y muchas otras expresiones que escuchamos o leemos cuando estamos en momentos particularmente de pensamientos negativos. Pues bien en los últimos tiempos dentro de los ámbitos de psicología se han enfrentado al problema desde otra perspectiva la de detención o parada del pensamiento. (Inventada por Bain en la década de 1920 y adaptada por Wolpe a finales de la década de 1950) Hay diferentes formas de hacerlo y te recomiendo investigar a más a profundidad o comentarlo con tu psicólogo o terapeuta.

Esta técnica es un procedimiento de autocontrol que se dirige principalmente a la eliminación de pensamientos de carácter repetitivo, mecánico, con un formato rígido y que la persona experimenta como intrusivos (ej.  “no voy a encontrar la palabra correcta”, “me va a salir mal el examen”, “me voy a quedar bloqueado”…).

Se pueden ver dos puntos importantes a destacar en los diferentes artículos sobre esta técnica. El primero es que tanto el mantenimiento como el intento de razonar esos pensamientos intrusivos en ocasiones no aportan más que ansiedad y malestar. (Por lo que seguir esta tecnica puede ser mucho mas exitoso).

El segundo punto importante es que toda técnica de cambio de hábitos o como dicen los psicólogos modificación conductual requiere de práctica, de motivación por el cambio y constancia. En esta parte puede ayudarte el escribir una lista de tus motivos un horario (separa unos minutos tal vez mientras vas en el camion o caminando) para pensar en ellos.

 

Esto es un extracto de dicha técnica.

El principal objetivo de la parada o detención del pensamiento es controlar la aparición repentina de cogniciones estereotipadas y mecánicas (de contenido verbal, de contenido visual, en forma de recuerdos…) y disminuir su frecuencia y duración sin necesidad de modificar el contenido de éstas, aspecto que la diferencia de las técnicas de reestructuración cognitiva.

 

  1. Se debe llevar a cabo una evaluación que permita concretar cuáles y cómo son los pensamientos perturbadores y las emociones que se disparan de ellos.
  2. Podemos hacer una lista de todos los pensamientos perturbadores que de alguna manera se presentan de forma intrusiva y sobre los que parece que no tengamos control. Estos pensamientos debemos apuntarlos tal y como se presentan habitualmente.
  3. Además de esta lista de pensamientos perturbadores redactaremos una lista de pensamientos o imágenes agradables alternativas a los anteriores.
  4. Es importante la elección de un estímulo de parada que podamos producir voluntariamente (una palmada, un golpe contra un objeto que produzca un ruido fuerte, tirar de una goma elástica de la muñeca y simultáneamente utilizar palabras como ¡stop! ¡basta!). Una vez escogido el estímulo de corte es conveniente utilizar siempre el mismo para poder condicionarlo con la respuesta asociada.
  5. Tras haber utilizado nuestro estímulo de parada, debemos buscar una actividad en la que focalizar nuestra atención, aquí es dónde entra en juego el punto 3 ya que recurriremos a los pensamientos o imágenes agradables alternativas que hayamos apuntado en nuestra lista.
  6. Tras practicar y repetir varias veces esta dinámica, podremos generar mentalmente el estímulo de parada para poder aplicar esta técnica en cualquier situación y así evitarnos explicaciones de por qué gritamos ¡STOP! En la oficina, en el metro o en el cine.

 

Para lograr una mayor eficacia de esta técnica se recomienda compaginarla con técnicas de relajación en respiración que introduciríamos simultáneamente con lo descrito en el punto

 

La preparación necesaria para que todo marche bien

 

Obviamente, antes de realizar la técnica de detención del pensamiento tendrás que preparar un poco el terreno. pensamientos negativos desistir

Eso significa que tendrás que analizar cuáles son los pensamientos que quieres eliminar y seleccionar las ideas positivas que los sustituirán. A su vez, es importante que elijas un buen estimulo de detención, un estímulo que puedas utilizar incluso cuando estás rodeado de gente y sin que estas se den cuenta. (como cubrir estirar un dedo por ejemplo)

 

Como colofón, vale aclarar que aprender a detener los pensamientos es algo que lleva tiempo, no es una técnica que se domina de la noche a la mañana pero en la medida en que practiques lograrás un mayor control sobre tu mente y eso repercutirá favorablemente en todas las esferas de tu vida.

 

 

Articulo original http://psicopedia.org/2628/parar-el-pensamiento-como-cuando-y-para-que/

Artículos relacionados que pueden ayudar a entender mejor la técnica de detención o parada del pensamiento y un documento que puede ayudar a ponerla en práctica.

https://psicologiaenred.wordpress.com/2011/05/04/la-detencion-del-pensamiento/

http://amadag.com/cgi-bin/weblog_basic/index.php?p=19

http://femeniname.com/parada-de-pensamiento/

http://www.psicologiaclinicaydeldeporte.es/Documentos/Clinica/ParadaPensamiento.pdf