Cómo desarrollar tu propia práctica espiritual en 5 sencillos pasos

Tener una práctica espiritual ayuda a una mejor comunicacion y comprensión de ti mismo y proporciona cierta paz espiritual, lo que ayuda a la claridad de mente también. Si quieres llegar a un mejor estado de consciencia, usando tu intuición diariamente y fluyendo con el Universo, entonces debes ser perseverante en alguna práctica espiritual.

La disciplina no es una palabra muy mágica, pero al llevar a cabo la práctica mejoramos nuestra conexión entre nuestros cuerpos energéticos y nuestro cuerpo físico, entonces es recomendable que desarrollemos una práctica diaria y nos aferremos a ella.

Todos somos intuitivos, todos tenemos un gran potencial dentro de nosotros, pero este potencial debe nutrirse.

Es como cualquier cosa en la vida, realmente. Si quieres ser bueno en algo, debes practicarlo a diario. Esto es lo mismo para todos los buscadores espirituales, sin importar la disciplina que se practique.

“La práctica es lo que hace al maestro”

La buena noticia es que desarrollar una práctica espiritual no tiene que ser un trabajo duro. Comprometerse a 10-15 minutos diarios es lo que se necesita para ver cómo se transforma la vida.

Desarrollar una práctica espiritual y apegarse a ella es una de las cosas más valiosas que puedes hacer por ti mismo y por tu desarrollo y equilibrio espiritual-emocional.

No solo te ayuda a perseguir tus objetivos, a mantenerte motivado e inspirado, sino que también te permite sintonizar tu intuición y conectarte con tu divinidad/universo/ser superior.

Tener una práctica espiritual también puede ayudarte a encontrar la paz en estos tiempos cambiantes y complicados.

Aquí hay un proceso realmente fácil de 5 pasos para ayudarte a crear la práctica espiritual efectiva.

Todo lo que necesita hacer es elegir un ejercicio de cada una de las categorías y completarlas en secuencia, ya sea a primera hora de la mañana o justo antes de acostarse.

 

He aquí cómo comenzar

Paso 1: Establecer una intención

El primer paso es establecer una intención. ¿Qué te gustaría obtener al final de tener una práctica espiritual?

Siempre puedes cambiar tu intención a medida que avanzas, pero tener una desde el principio es una excelente manera de medir tu éxito y mantenerte motivado.

Aquí hay algunos ejemplos para comenzar:

  • Desarrollar una intuición más fuerte
  • Desarrollar una conexión con mis guías espirituales
  • Aumentar la productividad
  • Estar en contacto con mi propósito
  • Reducir el estrés y la ansiedad

 

Una vez que hayas elegido tu intención, escríbela. Después de 30 días, podrás revisar tu intención y medir si pudiste obtener lo que  buscabas.

Con la intención en mente, ahora puedes elegir el resto de tu práctica espiritual.

 

Paso 2: Elige UNA de las siguientes opciones:

Estos ejercicios están diseñados para apoyar y nutrir tu cuerpo físico. Una vez más, ten en cuenta tu intención cuando se trata de la elección perfecta para it:

  • 3 saludos al sol (secuencia de yoga)
  • Saltos / sacudidas de luz durante 1-5 minutos
  • Bailar tu canción favorita
  • 10 respiraciones profundas del vientre
  • Sentir la luz solar por 2-3 minutos
  • Pararse frente al espejo (sin las limitaciones de la ropa funciona mejor) y repetir “Te amo, gracias” 10 veces mientras te miras a los ojos y a tu cuerpo
  • Mantener una pose de poder durante unos minutos

 

Paso 3: Elige UNA de las siguientes opciones:

Estos ejercicios están diseñados para apoyar y nutrir tu cuerpo mental. De nuevo, ten en cuenta tu intención a la hora de elegir el ejercicio adecuado.

  • Escribe o describe 7 cosas por las que te sientes agradecido
  • Diario: escribe tu pensamiento del día o “vuelca tu cerebro” escribiendo lo que tengas en mente.
  • Recita una afirmación positiva o un mantra de tu elección
  • Usa 3 palabras para describir cómo te sientes, realmente tómate un momento para escuchar y verificarlo contigo mismo sin juzgarlo
  • Permítete sentir lo que sientes y luego respira la emoción. Intenta no resistirlo, sino permitirlo. Solo date permiso para sentir por unos momentos
  • Coloca tus manos sobre el centro de tu corazón y repite siete veces: “Lo siento, te perdono, gracias, te amo”
  • Haz un dibujo o haz algo para colorear mandala

 

Paso 4: Elige UNA de las siguientes opciones:

Estos ejercicios están diseñados para apoyar y nutrir tu cuerpo espiritual. Elige el que mejor funcionaría para ti dependiendo de tus creencias, manteniendo tu intención en mente.

  • Suavemente frota tu tercer ojo en el sentido de las agujas del reloj mientras repites: “Lo activo y lo abro”. Con tu tercer ojo abierto puedes pedir orientación o solicitar recibir un mensaje / imagen. Para cerrar su tercer ojo, toca suavemente 3 veces y repite “Te protejo y  te cierro”. No te preocupes si no recibes un mensaje de inmediato, sigue practicando y sintonizando tus regalos
  • Coloca tus manos sobre el centro de tu corazón, cierra los ojos y pide a tus guías y ángeles que estén contigo hoy. También puedes pedirles que te envíen un mensaje mental.
  • Coloca tus manos en posición de oración y tráelas hacia tu frente, repite mentalmente: “Escucharé, reconoceré, confiaré”
  • Usa salvia o palo santo para difuminar toda tu aura. A medida que te limpias, repite: “Limpio mi energía y libero todo lo que me pesa. Ahora soy liviano. Ahora estoy libre”.
  • Sosteniendo tu cristal favorito, frótalo suavemente entre tus palmas. Colócalo sobre tu frente e imagina cómo respiras en el cristal. Toma 7 respiraciones así.
  • Ora: habla con Dios, tus ángeles, el Universo, tus guías espirituales, tus seres queridos fallecidos, etc.
  • Coloca tu mano izquierda sobre tu vientre y tu mano derecha sobre el centro de tu corazón. Toma una respiración profunda, cierra los ojos y luego pregúntate: “¿Qué es lo más amoroso que puedo hacer por mí mismo?”. Entonces, hazlo.

 

Paso 5: Ponlo todo junto

Una vez que hayas elegido tres actividades, ponlo todo junto comenzando con el ejercicio para tu cuerpo físico, cuerpo mental y luego terminando con el ejercicio para tu cuerpo espiritual.

Colectivamente, la práctica no debería tomar más de 15 minutos, sin embargo, puedes hacerla durante más tiempo si lo deseas.

Una vez que hayas elegido tus ejercicios, comprométete con ellos durante 30 días. Al final del período de 30 días, revisa tu intención inicial y aprecia cómo ha cambiado y transformado tu vida.